Diego y Saray

Cuando entraron al estudio algo me dijo que había una química especial entre ellos.
Con una sonrisa en la cara a toda hora y siendo cómo esas personas que tienen tanta luz que deslumbran, empezamos a hablar de cómo íbamos a crear la historia de su boda